PNV, PSE y PP protegen a Aldekoa y EH Bildu lo tilda de «obscenidad»

by editor | 17th December 2013 2:40 pm

Portada

Los parlamentarios de PNV, PSE y PP sumaron ayer sus votos en la Comisión de Instituciones, Seguridad y Justicia para rechazar la comparecencia del jefe de la Ertzaintza, Jorge Aldekoa, sobre su participación en el operativo que desembocó en la muerte de Iñigo Cabacas.

El jefe de la Ertzaintza, Jorge Aldekoa, no comparecerá ante el Parlamento de Gasteiz para explicar su labor al frente del operativo que provocó la muerte de Iñigo Cabacas. Así lo acordaron ayer los parlamentarios de PNV, PSE y PP, que rechazaron una solitud de comparecencia formulada por el grupo de EH Bildu. Una petición, denegada ya la pasada semana por la Mesa de la Comisión de Instituciones, Seguridad y Justicia, que tenía por objeto esclarecer la responsabilidad del exjefe de la comisaría de Deustua en la muerte del joven basauritarra.

El portavoz parlamentario de la coalición soberanista, Julen Arzuaga, criticó el «veto político» impuesto por estas formaciones, y señaló que existe un «interés público» en conocer la vinculación del nuevo responsable de la Ertzaintza con el operativo desplegado el 5 de abril de 2012 en las inmediaciones de San Mamés. «Me parece obsceno que no se quiera escuchar el relato de Aldekoa», insistió tras recordar que algunas fuentes indican que fue él quien ordenó recoger la pelotas de goma del callejón donde hirieron a Cabacas, tal como publicó GARA la semana pasada.

«¿No les parece determinante? ¿No les parece que es la única oportunidad de esclarecer cuál fue la responsabilidad de Aldekoa?», preguntó Arzuaga, que consideró «inaudito» que PNV, PSE y PP hayan «desprovisto a la esta comisión de su papel», en alusión a la función de control sobre el Gobierno de Gasteiz. «Es obsceno que se nieguen a escuchar las explicaciones de la consejera y del jefe de la Ertzaintza, que nunca ha comparecido aquí para hablar de este caso», añadió.

Las palabras del parlamentario soberanista, que el pasado 21 de noviembre presentó una lista de 23 cuestiones que quedarán sin aclarar, fueron rebatidas por Iñigo Iturrate (PNV). Defendió la «decisión democrática» de la Mesa de la comisión, que también ha vetado la comparecencia de la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia. «No quieren aclarar los hechos, pretenden manchar el buen nombre de una institución y de una persona», reprochó a EH Bildu.

Cabe recordar que cuando tuvo lugar la carga policial mortal en el callejón de la calle María Díaz de Haro, en la pasada legislatura y cuando el Gobierno de Lakua estaba en manos del PSE, los representantes del PNV calificaron de «inexplicable e intolerable» la actuación de la Ertzaintza. Es más, el propio Iturrate reconoció hace tan solo un mes que la muerte de Iñigo Cabacas «ha causado la mayor crisis de confianza de la sociedad vasca en su policía».

PSE: «Fraude de ley»

Por su parte, Mikel Unzalu (PSE) consideró que «hay una relación directa» entre la solicitud de comparecencia y la proposición de crear una comisión de investigación en sede parlamentaria, también denegada. Esta propuesta, requerida por la propia familia de la víctima y tramitada por EH Bildu, fue rechazada el 21 de noviembre por los parlamentarios de PNV, PSE, PP y UPyD. En opinión de Nerea Llanos (PP), que hizo suyos los argumentos de Iturrate y Unzalu, la coalición soberanista ha tratado de realizar un «fraude de ley» al solicitar la comparecencia de la consejera de Seguridad y del jefe de la Ertzaintza.

El único representante parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, que se abstuvo a la hora de votar la petición de EH Bildu, criticó la decisión de PNV, PSE y PP. «No es una buena forma de actuar, porque los grupos tienen capacidad para pedir una comparecencia», destacó.

Gastos reservados

Por otro lado, ayer EH Bildu rechazó participar en la Comisión de Gastos Reservados por considerar que la misma es un «instrumento para evitar el control público sobre la gestión que el Departamento de Seguridad hace con el dinero del conjunto de la ciudadanía».

Oskar Matute, que solicitará la supresión del citado órgano, subrayó que «en un sistema democrático, si lo es de verdad, no hay sitio para acciones de gobierno secretas y fuera del control de la sociedad a la que sirve ese gobierno».

Source URL: https://test.globalrights.info/2013/12/2013-12-17-14-42-33/